Agorafobia

La Agorafobia consiste en el miedo o evitación de lugares públicos y de estar fuera de casa, basados en que la persona anticipa que va a experimentar niveles elevados de ansiedad o que puede sufrir un ataque de pánico. Debido a este miedo, la persona empieza a evitar los lugares que cree que pueden desencadenar una crisis de pánico y esto llega a convertirse en un hábito. Si no puede evitar esto lugares, se enfrenta a estas situaciones con gran malestar y ansiedad.

A menudo, las personas que sufren agorafobia se sienten mejor con alguien a quien conocen bien y de esta manera pueden llegar a depender de la compañía de otras personas para salir fuera de casa.

La agorafobia no solo supone el miedo a los espacios abiertos, como comúnmente se cree, sino que también puede existir miedo a los espacios cerrados o concurridos. En definitiva, a cualquier lugar en el que sea difícil o embarazoso escapar u obtener ayuda si se tuviera un ataque de pánico.

Las situaciones temidas o evitadas van a depender de cada persona, existiendo una gran variedad en el número y tipo de situaciones, y también en la gravedad del temor y evitación.

Las situaciones más comunes que teme una persona con agorafobia son las siguientes:

 

  • Uso del Transporte: coche, autobuses, trenes, barcos, aviones
  • Estar en Espacios Abiertos: aparcamientos, puentes, auditorios, estadios, campo, lugares altos, calles anchas, patios,
  • Estar en Sitios Cerrados: tiendas, teatros, cines, clases, grandes almacenes, restaurantes, museos, supermercados, ascensores, túneles, etc
  • Hacer Cola o Estar en Medio de una Multitud.
  • Quedarse en Casa Solo
  • Estar Lejos de Casa
  • En los casos más graves, la persona queda recluida en su propia casa.

 

Junto a las situaciones agorafóbicas típicas, las personas que padecen este trastorno también pueden evitar otras situaciones que tienen asociadas con pánico o ansiedad, ya sea por experiencias previas o por las sensaciones temidas que producen. Ejemplos de estas situaciones son: son tomar baños calientes o saunas, acudir a clases de gimnasia, hacer ejercicio intenso, permanecer en ambientes calurosos y cargados, beber café o alcohol, ver películas dramáticas o de terror, ver espectáculos deportivos emocionantes, tener relaciones sexuales, participar en discusiones, enfadarse, bailar y tomar comidas pesadas.

Mientras que las personas con agorafobia moderada y grave evitan ambos tipos de situaciones, las personas con agorafobia leve tienden a evitar este segundo tipo.

La agorafobia es un problema bastante común, aproximadamente 2-3 de cada 100 personas la padecen. Además, más de dos tercios de las personas con agorafobia son mujeres.

Se trata un problema que influye notablemente en la calidad de vida de la persona que los sufre, y puede producir deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de funcionamiento.

 

Agorafobia

 

Psicólogo Sevilla - Cribecca

Síguenos en:

 

 

 

 

 

 

"El miedo es el más ignorante, el más injusto y el más cruel de los consejeros"

Edmund Burke

 

 

 

Artículos y Vídeos:

© 2014 Cribecca Psicología. Todos los derechos reservados

psicologo sevilla este psicologo sevilla psicologo sevilla este psicologo sevilla psicologo sevilla este psicologo sevilla psicologo sevilla este psicologo sevilla psicologo sevilla este psicologo sevilla psicologo sevilla este psicologo sevilla psicologo sevilla este psicologo sevilla psicologo sevilla este psicologo sevilla psicologo sevilla este psicologo sevilla psicologo sevilla este psicologo sevilla psicologo sevilla este psicologo sevilla psicologo sevilla este psicologo sevilla psicologo sevilla este psicologo sevilla psicologo sevilla este psicologo sevilla psicologo sevilla este psicologo sevilla psicologo sevilla este psicologo sevilla psicologo sevilla este psicologo sevilla psicologo sevilla este psicologo sevilla psicologo sevilla este psicologo sevilla psicologo sevilla este psicologo sevilla psicologo sevilla psicologo sevilla este psicologo sevilla psicologo sevilla este psicologo sevilla psicologo sevilla este psicologo sevilla