¿Cómo trabajamos?

¿Cómo Trabajamos?

 

Psicólogo Sevilla- Terapia

psicologo sevilla psicologo sevilla este psicologo sevilla psicologo sevilla este psicologo sevilla psicologo sevilla este

 

 

La terapia que ofrece Cribecca Psicología se encuadra dentro del enfoque Cognitivo-Conductual. Se trata de un modelo científico de tratamiento de diversos problemas psicológicos, entre los que se encuentran, depresión, ansiedad, fobias, ataques de pánico, estrés, trastornos de personalidad, duelo, trastornos del control de impulsos etc. Es considerada la estrategia de intervención psicológica más utilizada y eficaz y con los mejores resultados.

Se trata de una terapia que aborda los problemas que una persona padece desde puntos de vista interrelacionados entre sí:

1. Lo que una persona piensa (lo cognitivo)

2. Lo que una persona siente (lo emocional y fisiológico)

3. Lo que una persona hace (lo motor/ conductual)

Su fundamentación se basa en considerar que las situaciones que nos suceden son interpretadas por nosotros, de una u otra manera, en función de una serie de circunstancias y/o características personales. Esa interpretación o explicación que damos a lo que ocurre mediante nuestros pensamientos o creencias generan una serie de emociones o sentimientos (positivos o negativos) y son éstos los que impulsan nuestros comportamientos.

Este modelo psicológico considera que todas estas conductas: cognitivas, fisiológicas y motoras, son aprendidas a lo largo de nuestra vida, y por tanto pueden modificarse.

Así pues la labor del psicólogo bajo la perspectiva de esta corriente consiste en analizar e intervenir en nuestros patrones de pensamiento, operando y corrigiendo nuestras emociones, conductas y respuestas fisiológicas.

Características de la Terapia Cognitivo - Conductual:

• Se trata de una terapia breve, en comparación con otras corrientes psicológicas.

• Se centra en el presente (en el aquí y ahora), en el problema concreto y en su solución. La historia pasada de la persona se tendrá en cuenta sólo con el objetivo de conocer el origen de ese aprendizaje erróneo.

• Consigue cambios profundos en la persona y logra modificaciones importantes y que perduran en el tiempo.

• Considera que todas las conductas son aprendidas, por tanto interviene en los problemas psicológicos creando nuevas formas de actuar y de pensar.

• La persona que acude a consulta tiene un papel activo, llegando a convertirse en su propio modificador de comportamiento. El objetivo es que la persona aprenda a autocontrolar o autorregular su comportamiento, de esta forma la persona aprenderá a desarrollar una autonomía personal que le permitirá afrontar y manejar situaciones sin necesidad de la ayuda del psicólogo.

• La relación con el/ la terapeuta es de colaboración y el enfoque es didáctico. Ambos se comprometen a trabajar con un objetivo común.

• La intervención psicológica se ajusta al problema de la persona y a sus características individuales. Se rehúye con ello de la actitud recetaria (lo que funciona con una persona no tienen por qué funcionar con otra aunque presente el mismo problema).

• Todas las técnicas de intervención que se aplican han sido probadas experimentalmente y se muestran eficaces clínicamente.

La Terapia se divide en tres fases fundamentales:

1) Evaluación: Se examina cuidadosamente el caso mediante la entrevista y observación clínicas, registros, autoregistros y diversos instrumentos estandarizados.

Se formulan hipótesis acerca de los problemas que presenta la persona y se establecen los objetivos del tratamiento. Suele durar 2-3 sesiones.

2) Intervención: Se emplean técnicas terapéuticas orientadas al logro de los objetivos planteados. Estas técnicas se ajustan a cada persona y son eficaces desde un punto de vista científico. La duración de esta fase depende de cada problema y cada persona, la media se encuentra entre 15-20 sesiones.

3) Seguimiento: Se evalúa la efectividad del programa terapéutico a medio y largo plazo y se realizan los ajustes necesarios para el mantenimiento de los cambios positivos, con el objetivo de que la persona los aplique de forma autónoma en su día a día. El seguimiento se realiza al mes, a los tres meses, a los seis meses y al año.

 

 

 

 

© 2014 Cribecca Psicología. Todos los derechos reservados

psicologo sevilla este psicologo sevilla psicologo sevilla este psicologo sevilla psicologo sevilla este psicologo sevilla psicologo sevilla este psicologo sevilla psicologo sevilla este psicologo sevilla psicologo sevilla este psicologo sevilla psicologo sevilla este psicologo sevilla psicologo sevilla este psicologo sevilla psicologo sevilla este psicologo sevilla psicologo sevilla este psicologo sevilla psicologo sevilla este psicologo sevilla psicologo sevilla este psicologo sevilla psicologo sevilla este psicologo sevilla psicologo sevilla este psicologo sevilla psicologo sevilla este psicologo sevilla psicologo sevilla este psicologo sevilla psicologo sevilla este psicologo sevilla psicologo sevilla este psicologo sevilla psicologo sevilla este psicologo sevilla psicologo sevilla este psicologo sevilla